dormitorio Un buen dormitorio debe proveer básicamente dos cosas: intimidad y descanso.  Estos son los principios que señala esta tradición oriental.

 

  • La posición de la cama es esencial y debe seguir los siguientes criterios:

– La cabecera debe tender a ocupar el rincón más alejado de la puerta y la cama no

debe estar en línea recta con la puerta.

– La cama debe tener respaldo.  No debería haber ventajas o espejos detrás de la

cama.  Si hay una ventana colóquele cortinas bien pesadas; si hay un espejo,

muévalo a otro lugar.

– Tampoco debería haber nichos o estanterías sobre la cabecera, ni cuadros con

marcos muy pesados.

– Es preferible que no haya nada colgado sobre la cama.  Si esto fuera inevitable,

procurar siempre que se trate de cosas livianas.

  • Una regla básica del Feng Shui dice que no debe haber más de un espejo en el dormitorio y que uno no debe verse desde la cama mientras está acostado.
  • El cielorraso del dormitorio no debe ser muy alto, pero tampoco debe inclinarse sobre la cama.  Si su dormitorio tiene el cieloraso muy alto considere la posibilidad de usar un dosel.
  • Al mudarse, cambiar de pareja o iniciar un trabajo nuevo, es ideal cambiar de cama o al menos cambiar la ropa de cama.
  • Es muy importante lo que se pone sobre la mesita de luz; se deben disponer objetos (fotos, recuerdos) que ayuden a mantener un estado de ánimo óptimo.
  • Evita tener cualquier cosa relacionada con el trabajo u obligaciones incumplidas (por ej. facturas pendientes)
  • Reduzca al mínimo indispensable el número de aparatos electrónicos en el dormitorio.
  • Si hay un baño contiguo al dormitorio, la cabecera de la cama no debería apoyarse sobre la pared que da al baño.  Si no queda más remedio que sea así, revista la pared del lado del dormitorio con corcho o tela.
Anuncios

desordenLo importante no es solamente la cantidad de cosas sino el orden en que se encuentran las mismas.  Un escritorio y una oficina  en perpetuo estado de caos congelan los preciosos circuitos del cerebro que deben trabajar horas extras para poder hacer frente a tal estado de desorganización.  La forma más fácil, poderosa y más importante de organizarse es muy simple: tenga menos cosas.  Resulta prácticamente imposible organizarse si se tienen demasiadas pertenencias.

Lo útil es tomar conciencia que cada objeto innecesario retiene parte de la energía personal tanto emocional como mental.  Al retirar todas esas cosas que en realidad no necesita, vuelve hacia Ud. la energía en forma directa y aumenta la vitalidad junto con la libertad, la creatividad y la energía.  La regla de oro dice que si no se utiliza algo por seis meses, probablemente nunca se utilizará. Recicle y disfrute de una forma de vida más simple y transparente.

living comedor

La comida más fina puede ser alterada por un mal estado de ánimo en la mesa.  Por esta razón, el comedor deberá tener un aspecto agradable, luminoso y libre de objetos decorativos deprimentes, como por ejemplo cuadros con motivos dramáticos, antiguedades que no se apecian o aparatos de radio muy ruidosos.  Trate de crear un ambiente confortable y coloque flores frescas o cuadros con motivos agradables para lograr un efecto estimulante y animado.

El diseño de la mesa ideal debería ser de una armonía completa.  Puede ser redonda, rectangula, cuadrada, ovalada u octogonal.  Las mesas de forma irregular como los triángulos, las mesas con esquinas pronunciadas o las asimétricas no son adecuadas para mesa de comedor, porque pueden estimula4 los desacuerdos y las discusiones.  Con un mantel, un florero o una fuente redonda en la mesa podría recuperarse una cierta armonía.

Las mesas extensibles tienen en muchos casos una línea divisoria que divide la mesa en dos.  Logre una unión entre las dos partes que  están divididas simbólicamente, con un mantel o con un objeto redondo colocado sobre esta línea.

Desde el punto de vista del Feng Shui, las mesas de vidrio son consideradas inestales, porque no dan suficiente sostén visual ni al ser humano ni a la comida “suspendida”;  por esta causa no deerían ser utilizadas como mesa principal.  En todo caso podria conseguirse la deseada estabilidad utilizando manteles.

Puerta

La puerta principal de una casa o local es esencial, ya que es el lugar por donde penetra el chi, proporcionando energía vital, Las puertas interiores son bocas pequeñas por las cuales el chi encuentra su camino hacia las habitaciones y es bombeado por toda casa junto con los pasillos, los vestíbulos, los distribuidores y las escaleras. La circulación del chi debe ser suave, ni demasiado rápida que se precipite, ni demasiado lenta como para estancarse. En una casa ideal el chi fluye suavemente, calmado, nutriendo toda la casa de forma equilibrada y armónica.

 Para la buena circulación del chi es importante que las puertas puedan abrirse del todo, sin obstáculos ni dificultades. Por ello es conveniente dejarlas libres y des­pejadas de muebles u objetos, que puedan interferir la entrada plena y armónica del chi que fluye hacia  las habitaciones.

 Puesto que las puertas simbolizan las bocas de la casa, por donde entra el chi nutriente de una estancia, es conveniente mantenerlas limpias y arregladas, del mis­mo modo que tratamos de cuidar y tener operativa la boca del cuerpo, ya que por ella recibimos la mayor parte de nuestra alimentación. Para recibir el flujo nutrien­te del chi sin perturbaciones, es conveniente reparar las puertas que estén des­vencijadas o chirríen, así como las que estén resquebrajadas o tengan la pintura saltada. Se dice que los tiradores de las puertas que chirrían pueden crear conflic­tos familiares.

 La zona de alrededor de la puerta debe estar bien iluminada, con los interrup­tores de la habitación bien situados, cerca de las puertas. El tamaño también es im­portante, una puerta debe estar en proporción al tamaño de la casa o la habitación. Si resultan pequeñas en relación con el espacio al que se accede, se consideran en desequilibrio, ya que la boca de la habitación no permitirá la entrada suficiente de nutrientes. Para estos casos el feng-shui propone agrandar la puerta; si no es posible hacerlo físicamente se realiza simbólicamente, por medio de la colocación de espejos sobre la puerta o a sus lados para alterar su tamaño. Si la puerta es de­masiado grande con respecto a la habitación, también se considera en desequili­brio, ya que entrará demasiado chi que sobrepasará a los ocupantes. Para corregir este desequilibrio, el feng-shui recomienda ajustar el tamaño de la puerta, y si esto no fuera posible, se recurre a colocar un objeto pesado cerca de la entrada a la ha­bitación sin que llegue a obstruir la puerta, para atemperar la cantidad de chi que entra por esa boca desmedida.

 Una habitación con dos puertas no es favorable, ya que dos entradas significan una división. Para estos casos el feng-shui recomienda anular una de ellas, de for­ma que no se utilice para acceder a la habitación. Si esto no fuera posible, se re­comienda hacer una distinción entre la principal y la secundaria, poniendo una cor­tina o colgando un móvil sonoro en la secundaria. En el caso de que estuvieran situadas una frente a otra la situación empeoraría, porque el chi de la habitación saldría muy rápido de una puerta a otra sin llegar a nutrir la habitación. Para equi­librar esta situación perjudicial, el feng-shui recomienda colgar un bailarín de vien­to o una bola facetada en la línea que forman las puertas, para romper la flecha que forma la alineación de puertas, y con ello detener y suavizar la trayectoria del chi, facilitando su recorrido por toda la habitación.

Espiral adnEn muchas viviendas puede comprobarse una gran carencia de energía que podría exteriorizarse en una falta de impulso, cansancio, estancamiento o enfermedad.  Para poder elevar certeramente el nivel de energía en distintos sectores de la habitación pueden colocarse espirales ADN.  Las mismas imitan la cadena doble del ácido desoxirribonucleico, que almacena la información hereditaria en cada célula del ser humano.  Su intuición podrá ayudarlo a encontrar el lugar correcto para la espiral ADN.  Si está familizarizadocon el uso de la vara o el péndulo, poseerá elementos auxiliares adecuados para comprobar la ubicación ideal para un espiral.

La espiral que pende apaciblemente en una habitación genera un campo energético pulsante, que eleva la energía ambiental y al mismo tiempo armoniza el ambiente.  En muchas personas actúa como inspiración y estímulo.  Pero no cuelgue jamás la espiral exactamente sobre un lugar para sentarse o para dormir.  El mejor sitio es aquel que queda lateralmente a algunos centímetros de distancia de los seres humanos.

Es muy conveniente situarla en el centro geográfico de la casa.

Con el efecto energético del ADN tambié podrá obtenerse la necesaria armonía en las zonas que por su idiosincrasia carecen de vitalidad, como los desvanes, los guardarropas accesibles o también los lugares húmedos.

(G. Sator)